Con motivo de los diversos eventos y otros encuentros sobre la moda que se programan a lo largo del año por todo el mundo y de la expansión de los extranjerismos que les acompañan, mostramos alternativas en español a los más destacados:

backstage:  [entre] bambalinas, [entre] bastidores

casual: (estilo) informal

catwalk: pasarela

celebrities: famosos

clutch: bolso de mano, bolso de fiesta, cartera

cool: (de un estampado o colores) sereno, suave. (aplicado a casi cualquier cosa) de moda, moderno.

coolhunter: cazatendencias o buscatendencias

denim: tejido vaquero, mezclilla

dress code: código de vestimenta o reglas de vestimenta (se refiere más a las pautas que las empresas indican a sus empleados para ir a la oficina), código de vestir (a las normas de protocolo para vestir en cada situación). El segundo término es mucho más frecuente que el primero.

fashion o trendy: de última moda, de moda, lo último

Fashion Week: Semana de la moda

modafitting: prueba, sesión de prueba,  prueba de vestuario

front row: primera fila

glitter: brillante

it-girl: chica de moda, chica icono

look: imagen, estilo, aire

lookbookcatálogo, porfolio o libreta de tendencias

make up: maquillaje

monogram: monograma

must o must have: (prendas, accesorios…) imprescindibles o insustituibles

new face: (para modelos) cara nueva

outfit: un conjunto

oversize: holgado

paillete: lentejuela

print?: estampado

shooting: sesión fotográfica

shopping: ir de compras

showroom: salón de exposición, exposicion

sneakers: (zapatillas) deportivas

sport wear: ropa deportiva

stretch: elástico

top model: supermodelo

tricot: punto

Aunque se recomienda evitar los extranjerismos siempre que tengan equivalentes en español, hay términos también relacionados con el mundo de la moda que se han asentado en nuestra lengua como vintage (ropa de [o inspirada en] hace más de veinte años), prêt-à-porter (ropa de confección por oposición a la alta costura), atelier (taller de diseño y confección de moda), outlet (tienda de ropa descatalogada y rebajada de precio), o casual (ropa informal) que al escribirse deben ir en cursiva o entrecomillados si no puede emplearse la cursiva.

Fuente: fundéu BBVA e Intertexto.                                                                          Imágenes: el diario.es e intertexto